Transporte


El transporte de los animales entre las haciendas proveedoras y las unidades operacionales es una etapa de extrema importancia en la gestión del bienestar animal, razón por la cual son adoptadas diversas iniciativas para difundir las mejores prácticas entre los transportistas. Un ejemplo en ese sentido es el hecho que Marfrig los invita a conocer las unidades y los procesos, haciéndoles tomar conciencia sobre la importancia de este tema. La empresa también adopta acciones para seguir y evaluar los servicios prestados.

Plan de Contingencia y Gestión de Crisis. Cuando hay imprevistos, como la avería y/o accidente de un vehículo en tránsito, huelgas, bloqueos de carreteras o cualquier situación que limite el flujo continuo de animales entre las propiedades y las unidades frigoríficas, el conductor debe contactarse con las áreas responsables de Marfrig para comunicar lo ocurrido y ser orientado sobre las medidas apropiadas para la resolución de la crisis presentada, de forma de garantizar la continuidad del viaje hasta el destino final (frigorífico) lo más rápido posible. Marfrig dispone de canales propios para la notificación de imprevistos durante la ruta y brindar ayuda.

Logística. Para coordinar el transporte, la empresa tiene un sistema propio de logística, que tiene como prioridad evitar distancias largas, moviendo animales desde las propiedades más próximas a las unidades. Siempre que es posible, se busca establecer rutas y escalas que no superen los estándares internacionales recomendados sobre tiempos de viaje. En Brasil, debido a la gran extensión del territorio y a factores geográficos y de infraestructura, el tiempo de viaje puede superar las 8 horas.

Evaluación diaria de los vehículos de transporte y de la calidad del transporte de animales. En estas evaluaciones son considerados el tipo de vehículo, calidad de su estructura y el estado general de conservación, además de la capacitación del chofer. También se observa la calidad del transporte por medio de la evaluación de las condiciones referentes al espacio y acomodación, del comportamiento de los animales a su llegada y del manejo de su desembarque.

Entrenamiento. Los choferes de transporte de animales vivos reciben orientación específica para el cuidado de los animales durante el camino. Se ofrece entrenamiento regularmente. Los profesionales también son evaluados por su eficacia y reciben certificados y carné de chofer, ambos emitidos por Marfrig.

Contratos. Hay una cláusula específica sobre los cuidados con los animales en los contratos con las empresas transportistas. Los casos de incumplimiento están sujetos a las medidas contempladas por parte de Marfrig y los contratos pueden rescindirse según la gravedad del incumplimiento.