Menú Interna


Por séptimo año consecutivo, auditoría certifica la conformidad de Marfrig con las prácticas de preservación de la Amazonia


Auditoría realizada por la noruega DNV-GL certificó los procesos de compra de ganado de la compañía en las regiones que comprenden el bioma Amazonia

São Paulo, 17 de junio de 2019 - Por séptimo año consecutivo, la consultora internacional independiente DNV-GL, especializada en análisis de riesgos empresariales y ambientales, certifica la conformidad de Marfrig Global Foods, una de las líderes globales en carne vacuna, con el Compromiso Público de la Ganadería en la Amazonia.

El documento tiene el objetivo de verificar las prácticas aplicadas en el combate a la deforestación de la selva amazónica, la violencia contra los pueblos indígenas y el uso de mano de obra análoga a la esclava en la región del bioma Amazonia, que comprende los estados de Amazonas, Pará, Amapá, Acre, Rondônia, Roraima y partes de Maranhão, Tocantins y Mato Grosso.

La auditoría analizó las compras de animales hechas entre el 1º de enero y el 31 de diciembre de 2018. Por séptima vez se certificó que Marfrig está de conformidad con el compromiso asumido en 2009. El equipo de DNV-GL comprobó que el equipo de compra de ganado de la empresa, en sintonía con el equipo de Ganadería Sostenible, demuestra conocer todas las instrucciones de los procedimientos socio-ambientales para la adquisición de ganado y que mantiene en todas sus unidades un sistema que identifica y bloquea automáticamente la compra de cualquier productor que vaya contra el compromiso y tenga su nombre en la lista del IBAMA, o incluso de “trabajo esclavo”, y tampoco realizó ninguna nueva deforestación después del año 2009.

Además, se certificó que Marfrig hace un análisis geoespacial de las propiedades localizadas en el bioma que permite cruzar información e identificar si las propiedades operan en áreas de deforestación, unidades de conservación o tierras indígenas.

“La Sostenibilidad está en el ADN de la compañía. Prácticas de bienestar animal, responsabilidad ambiental y social y alianzas con productores, entidades y organizaciones no gubernamentales orientan nuestra operación”, dice Paulo Pianez, director del sector de Marfrig.

La auditoría

La auditoría independiente se realizó en tres etapas. La primera analizó el sistema de compra de ganado y de bloqueo de proveedores situados en las regiones del bioma Amazonia que no cumplen los criterios socio-ambientales asumidos por Marfrig. Se realizaron pruebas que simulaban la compra de animales a proveedores que tienen restricciones en el IBAMA o en el Ministerio de Trabajo y Empleo. Los simulacros comprobaron que todas las unidades de Marfrig siguen la política de no adquirir ganado a haciendas incluidas en áreas embargadas por las autarquías.

En la segunda etapa, se verificaron la calidad y la eficacia del sistema de geomonitoreo utilizado por la compañía con pruebas, análisis geoespaciales y presentación de todos los procesos para la obtención de los datos. En la tercera y última fase, DNV-GL verificó la regularización ambiental y agraria de la cadena de productores. Quedó comprobado que la compañía actúa con proveedores en situación regular, consecuentemente no infringiendo ninguno de los criterios socio-ambientales asumidos por Marfrig para su cadena de suministro de animales.

“Desde 2012, Marfrig es la única empresa que tiene el 100% de conformidad en todas las auditorías referentes al Compromiso Público de la Ganadería en la Amazonia. Esto refleja nuestro compromiso con las mejores prácticas ambientales”, afirma Pianez

Sobre DNV-GL

DNV-GL es una fundación independiente con el objetivo de salvaguardar la vida, la propiedad y el medio ambiente. Fundada en 1864, es líder de mercado en servicios de certificación y evaluación independiente y con una reputación global por excelencia. La experiencia consolidada y la competencia en el área de gestión de riesgos hacen de DNV-GL uno de los pocos órganos de certificación y aseguramiento que pueden ofrecer una gama completa de servicios en todos los sectores de la economía. Con una red de 300 oficinas distribuidas en más de 100 países, sus 14.000 empleados trabajan en lugares estratégicos de Europa, Asia, Australia y América. En Brasil, DNV-GL opera hace más de 35 años y la principal competencia de DNV-GL es la gestión de riesgos para entonces transformarlos en oportunidades para las organizaciones.
 

 



Voltar